¿Cuáles son los 7 pecados capitales?

pecados capitales en la biblia, cuales son los pecados capitales

¿Cuáles son los 7 pecados capitales?

4 min
Existe un grupo de pecados a los que llamamos pecados capitales. Santo Tomás de Aquino dice que “son aquellos que tienen un fin excesivamente deseable de manera tal que en su deseo, un hombre comete muchos pecados, todos los cuales se dice son originados en aquel vicio como su fuente principal” (II-II:153:4)

¿Que son los pecados capitales?

Fue el Papa San Gregorio Magno (590-604) junto a Juan Casiano o Cassiano, quienes fijaron los siete pecados capitales, así denominados por el Catecismo de la Iglesia católica posteriormente.

Provienen de la concupiscencia, que es la inclinación de la naturaleza humana hacia el pecado proveniente del pecado original.

Se utiliza el término «capital» para designarlos porque estos pecados, dan origen a muchos otros. Generando otros pecados y otros vicios.

Dios nos da todas las gracias y más de las que necesitamos para vencer la tentación.

Pecados capitales del catecismo, ¿cuáles son?

Los pecados capitales son enumerados por Santo Tomás (I-II:84:4) como siete:

Soberbia

Consiste en una estima de sí mismo, o amor propio indebido, que busca la atención y el honor y se pone uno en antagonismo con Dios. Catecismo Iglesia Católica 1866

Avaricia

Inclinación o deseo desordenado de placeres o de posesiones. Este pecado capital está prohibido por el noveno y décimo mandamiento. (Catecismo Iglesia Católica 2514, 2534)

Lujuria

Deseo desordenado por el placer sexual. Pecado contra el Sexto Mandamiento. Es una ofensa contra la virtud de la castidad.

Ira

Es una explosión de amor propio. Nos sentimos heridos, marginados, impotentes, y acudimos a la violencia para defender nuestros supuestos derechos. Sentimiento de enojo suscitado por un daño real o aparente.

Gula

Vicio con el que nos mostramos más indulgentes. Aunque seamos más conscientes que nunca de los estragos que producen los excesos, tanto en la comida como en el consumo de bebidas alcohólicas, en nuestro organismo.

Envidia

Rencor o tristeza por la buena fortuna de alguien, junto con el deseo desordenado de poseerla. Es uno de los siete pecados capitales. Se opone al décimo mandamiento. (Catecismo Iglesia Católica 2539)

Pereza

Falta culpable de esfuerzo físico o espiritual; acedia, ociosidad. Es uno de los pecados capitales. (Catecismo Iglesia Católica 1866, 2094, 2733)

cuales son los pecados capitales

Ten presente los pecados capitales y virtudes contrarias

Los pecados capitales y sus virtudes contrarias

Las siete virtudes contrarias que enumera el catecismo, son elementos para saber cómo afrontar la tentación de cometer alguno de los siete pecados capitales.

Además de éstas virtudes contrarias a los pecados capitales. Todo cristiano cuenta también con tres virtudes teologales como la Fe, la Esperanza y la Caridad. Junto a éstas, podemos citar también la prudencia, fortaleza, justicia y templanza; hábitos que disponen al entendimiento y a la voluntad para obrar según el juicio de la razón iluminada por los dones del Espíritu Santo.

  • La Gracias: Que es la fuente de la obra de santificación; sana y eleva la naturaleza haciéndonos capaces de obrar como hijos de Dios.
  • Los Sacramentos: “Centro de la fe cristiana, por los que Dios comunica su gracia, se hace presente y actúa en nuestra vida. Los siete sacramentos de la Iglesia prolongan en la historia la acción salvífica y vivificante de Cristo, con la fuerza del Espíritu Santo» Papa Francisco
  • La Oración: “El espíritu de la oración se fundamenta en el gran mandamiento: amaras al Señor, tu Dios, con todo el corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas. La oración se alimenta del afecto por Dios.” Papa Francisco. Todos los cristianos contamos con la oración en familia y Rosario. La Santísima Virgen María, es nuestra aliada en la lucha contra estos pecados.

Contra el pecado capital de Soberbia: Humildad

 

Todo con lo que contamos, es un don de Dios. El hombre humilde no aspira a la grandeza personal que el mundo admira porque ha descubierto que ser hijo de Dios es un valor muy superior. Va tras otros tesoros. Se ve a sí mismo y al prójimo ante Dios. Es así libre para estimar y dedicarse al amor y al servicio.

Contra el pecado capital de Avaricia: Generosidad

Dar con gusto de lo propio a los pobres y los que necesiten. San Pablo la llama una idolatría y declara que los avaros no entrarán en el Reino de los cielos. La avaricia nos hace duros con los pobres, indiferentes a los bienes del cielo, y hasta nos incita a veces a apoderarnos de los bienes ajenos.

Antiguamente la iglesia lo llamaba diezmo, hoy simplemente lo llamamos generosidad. Cuando aprendemos a compartir lo que tenemos con los demás, incluso cuando lo hacemos con personas a los que no conocemos ni conoceremos jamás, nos sentimos más cerca de Dios y de nosotros mismos. Porque ayudar a los que lo necesitan puede devolverte mucho más de lo que entregas.

Contra el pecado capital de Lujuria: Castidad

Es la virtud que gobierna y modera el deseo del placer sexual según los principios de la fe y la razón.

Por la castidad la persona adquiere dominio de su sexualidad y es capaz de integrarla en una sana personalidad, en la que el amor de Dios reina sobre todo.

Contra el pecado capital de Ira: Paciencia

«Si buscas un ejemplo de paciencia encontrarás el mejor de ellos en la cruz. Dos cosas son las que nos dan la medida de la paciencia: sufrir pacientemente grandes males, o sufrir, sin rehuirlos, males que podrían evitarse. Ahora bien, Cristo en la cruz sufrió grandes males y los soportó pacientemente, ya que en su pasión «no profería amenazas; como cordero llevado al matadero, enmudecía y no abría la boca» (Hch 8,32). Santo Tomás de Aquino. Exposición sobre el Credo.

Contra el pecado capital de Gula: Templanza

Moderación en el comer y en el beber. Es una de las virtudes contrarias que vence al pecado capital de gula.

Conduce a evitar toda clase de exceso, el abuso de la comida, del alcohol, del tabaco y de las medicinas.

Contra el pecado capital de Envidia: Caridad

La tercera y principal de las Virtudes Teologales. La caridad es el amor de Dios habitando en el corazón.

Una forma de actuar con caridad, es tener presentente las obras de misericordia que son acciones caritativas mediante las cuales ayudamos a nuestro prójimo en sus necesidades corporales y espirituales.

Contra el pecado capital de Pereza: Diligencia

Prontitud de ánimo para obrar el bien. Nos ayuda contra el gusto excesivo por el descanso, que descuida nuestros deberes. Nos ayuda a imponernos con esfuerzo.

Ejemplo de los pecados capitales en la biblia

 

En la Biblia no aparecen como tal los pecados capitales. Pero si existen variedad de referencia sobre los mismos.

Sobre el Orgullo

  • Eclesiástico 10:6-10: «Por ninguna ofensa devuelvas mal al prójimo, y no sigas el camino de los orgullosos. El orgullo es odioso al Señor y a los hombres; tanto Dios como los hombres aborrecen la opresión. El poder pasa de una nación a otra por causa de la violencia y del orgullo. ¿Quién puede sentir orgullo siendo polvo y ceniza, si aun en vida se pudre ya su cuerpo?»
  • Mateo 5:5 Bienaventuranzas «“Dichosos los humildes, porque heredarán la tierra que Dios les ha prometido.»
  • Proverbios 16:18 «Al orgullo le sigue la destrucción; a la altanería, el fracaso»
  • Romanos 12:3 «Por el encargo que Dios me ha dado en su bondad, os digo a todos que nadie piense de sí mismo más de lo que debe pensar. Antes bien, piense cada uno de sí con moderación, según los dones que Dios le haya concedido junto con la fe.»

Sobre la Avaricia

  • Mateo 6:19 -21 “No acumuléis riquezas en la tierra, donde la polilla destruye y las cosas se echan a perder, y donde los ladrones entran a robar. Acumulad más bien vuestras riquezas en el cielo, donde la polilla no destruye, ni las cosas se echan a perder, ni los ladrones entran a robar. Porque donde esté tu riqueza, allí estará también tu corazón.”
  • Lucas 12:33-34 “No tengáis miedo, pequeño rebaño, que el Padre, en su bondad, ha decidido daros el reino. Vended lo que tenéis y dad a los necesitados; procuraos bolsas que no envejezcan, riquezas sin fin en el cielo, donde el ladrón no puede entrar ni la polilla destruye. Pues donde esté vuestra riqueza, allí estará también vuestro corazón.” 
  • Hebreos 13:5 “No améis el dinero. Contentaos con lo que tenéis, porque Dios ha dicho: “Nunca te dejaré ni te abandonaré.”

Sobre la Lujuria

  • Corintios 6:9-10 “¿No sabéis que los malvados no tendrán parte en el reino de Dios? No os dejéis engañar, pues en el reino de Dios no tendrán parte los que cometen inmoralidades sexuales, ni los idólatras, ni los que cometen adulterio, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los tramposos.” 
  • Colosenses 3:5-6 “Haced morir, pues, todo lo que de terrenal hay en vosotros: que nadie cometa inmoralidades sexuales, ni haga cosas impuras, ni siga sus pasiones y malos deseos, ni sea avaro, que es una forma de idolatría. Estas cosas, por las que viene el terrible castigo de Dios sobre quienes no le obedecen.”
  • Levítico 18:4 “Cumplid mis decretos; poned en práctica mis leyes; vivid conforme a ellos. Yo soy el Señor vuestro Dios.”
  • Gálatas 5:19-20 “Es fácil descubrir cómo se portan quienes siguen los malos deseo cometen inmoralidades sexuales, hacen cosas impuras y viciosas, adoran ídolos y practican la brujería. Mantienen odios, discordias y celos. Se irritan fácilmente, provocan rivalidades, divisiones y partidismos.”

Sobre la Ira

  • Efesios 4:26-27 «Si os enojáis, no pequéis procurad que el enojo no os dure todo el día. No deis oportunidad al diablo.»
  • Colosenses 3:8 «Pero ahora dejad todo eso: el enojo, la pasión, la maldad, los insultos y las palabras indecentes.»
  • Santiago 1:19-20 «Mis queridos hermanos, tengan presente esto: Todos deben estar listos para escuchar, y ser lentos para hablar y para enojarse; pues la ira humana no produce la vida justa que Dios quiere.»

Sobre la Gula

  • Romanos 13:13 «Portémonos con decencia, como en pleno día. No andemos en borracheras y comilonas, ni en inmoralidades y vicios, ni en discordias y envidias.»
  • Eclesiástico 37, 29–31«No te abalances sobre todo lo que más te guste ni te dediques a comer todo lo sabroso. Porque en las muchas comidas exquisitas anida la enfermedad, y el mucho comer produce náuseas. Por falta de moderación, muchos mueren; pero el que se domina tiene larga vida.»
  • Proverbios 23:20-21: «No te juntes con los borrachos ni con los que comen demasiado, pues los borrachos y los glotones acaban en la ruina, y los perezosos se visten de harapos.”

Sobre la Envidia

  • Santiago 3:16 “Donde hay envidias y rivalidades hay también desorden y toda clase de maldad.»
  • Eclesiástico 13:24 “Buena es la riqueza conseguida honradamente, y mala es la pobreza fruto del orgullo.”
  • Eclesiástico 14:9-11 “Al acaparador, todo lo que tiene le parece poco; pero al quitar a los otros, pierde lo suyo. El avaro mira el pan con ansia, pero no pone nada en su mesa. Hijo mío, si tienes algo, úsalo para tu provecho y sé generoso con Dios.”

Sobre la Pereza

  • Proverbios 6:9-11 “¡Basta ya de dormir, perezoso! ¡Basta ya de estar acostado! Mientras tú sueñas y cabeceas, y te cruzas de brazos para dormir mejor, la pobreza vendrá y te atacará como un vagabundo armado.»
  • Romanos 12:11 “Esforzaos, no seáis perezosos y servid al Señor con corazón ferviente.»

 

El pecado nos separa de Dios e impide que sus propósitos se cumplan en nosotros. Todos tenemos luchas. Sea con uno de los siete pecados capitales o cualquier otro, anos hace batallar contra nuestra naturaleza pecaminosa. Pero Dios nos ha dado las herramientas para vencerlo. Podemos acercarnos a Dios en oración, con actitud humilde y de arrepentimiento. Debemos realizar un buen examen de conciencia y acercanos para recibir los sacramentos. Dios nunca rechaza un corazón que reconoce que ha fallado. Asistir a misa y rencontrarnos con Él.

Porque cuando nos ponemos con humildad ante Dios. Él nos recibe, nos perdona y nos restaura. Nos llena de su Espíritu Santo y nos ayuda a vivir en santidad mostrando su amor.

Con la colaboración de:

Opurdei.org
Catesismo de la Iglesia Catolica
Biblia.net

POR CARA A TU DONATIVO

Elige un candidato y ayúdale en sus estudios eclesiásticos

Conoce la campaña al completo

Suscríbete

No te pierdas nuestras últimas noticias

¿Qué te ha parecido este artículo?

Misterios Gloriosos del Santo Rosario

Misterios Gloriosos del Santo Rosario

El mes de octubre está dedicado a la Virgen María en la advocación de nuestra Señora del Rosario. La oración del Santo Rosario consta de cuatro series de cinco misterios. El último de ellos está dedicado a los misterios gloriosos.