Denys Lerma Parillo

El mejor formador es el Espíritu Santo que enseña cada día en los ratos de oración y con pequeños acontecimientos
Nombre: Denys Lerma Parillo
Edad: 23 años
Origen: Juli, Perú
Estudios: Estudia Teología en el Seminario Internacional Bidasoa, en Pamplona
Situación: Seminarista
Importe mínimo admitido: 1.000€
Importe Solicitado: 0 €
Comparte la historia de Denys Lerma Parillo en tus redes sociales
Denys Lerma Parillo

El Señor me llamó a la vocación del sacerdocio, cuando aún no era hijo suyo

Denys Lerma Parrillo es un seminarista de Perú, de la prelatura de Juli. «

En Bidasoa puedo galardonarme en cierta forma y decir que vengo casi del cielo, esto lo digo porque Juli está a los 3888 metros sobre el nivel del mar y claro, esto suelo usarlo a veces como broma.

Lo que puedo decir sin broma, es que la gracia del Señor sigue actuando y las oraciones que se dirigen al Dueño de la mies, pidiendo más obreros, pues da su fruto sea en el lugar o en otros lugares, igual la Iglesia es Universal.

Doy fe de que el Señor sigue llamando; con tanto barullo, a lo mejor no se le oye, es decir: la cuestión radica en la escucha.

Cada persona es un misterio, todos tenemos una historia de encontrarnos con Dios, –no le buscamos primero, sino que él sale a nuestro encuentro, se hace el encontradizo– y es que el Señor actúa por causas segundas, con ello me refiero a un amigo, a los padres, la televisión, el internet, una inspiración, la vida de ciertas personas o el ejemplo de los santos, etc.

El Señor me llamó a la vocación del sacerdocio, cuando aún no era hijo suyo; si de cosas mayores hablamos no hay nada mejor que estar a los pies de Jesús.

Así como María que escogió la mejor parte; yo dije –sí– al Señor.

Creo que de manera inconsciente el testimonio de vida de un sacerdote me valió para querer acoger la gracia del bautismo a los 16 años, para pronto ingresar al Seminario Mayor Nuestra de Guadalupe. Y poco después ser enviado a continuar con mi formación al Seminario Internacional Bidasoa.

Como bien dijo A. Machado “caminante, no hay camino: se hace camino al andar”, pues bien, yo he tenido que aprender todo, desde hacer la señal de la cruz, pasando por teología fundamental y el próximo curso a llevar la materia de escatología. Aun siendo necesarias las materias a cursar en la Facultad de Teología e incluso los profesores bastante doctos en las materias, el mejor formador es el Espíritu Santo que enseña cada día en los ratos de oración y con pequeños acontecimientos; la mejor escuela, el rosario de la Virgen María donde se aprende sobre la vida de Jesús. He aquí mi estar a los pies de Jesús, como María.

Este curso es mi último año de formación en el seminario, dentro de poco iniciare otra etapa en mi vida, ¿Cómo será? No lo sé. Con San Pablo puedo decir que “sé de quién me he fiado” (2 Tm 1,12).»

Denys Lerma Parillo

Les quiero expresar mi más profundo agradecimiento, mis ya queridos amigos. Les recordaré siempre en mis oraciones.

¿En qué consiste una beca completa?

Mas de 800 obispos de los cinco continentes, solicitan ayudas al estudio para sus candidatos a través de las becas. Gracias a los benefactores como tu, CARF hace frente a la mayoría de las solicitudes, pero las necesidades son crecientes y queremos que todas las peticiones sean atendidas.

En la gráfica podrás ver la composición de una beca completa.

  • Manutención y alojamiento: 11.000€
  • Matrícula y tasas académicas: 3.500€
  • Complemento formación académica: 3.500€
Si no hubiera sacerdotes, no habría Iglesia. Que no se pierda ninguna vocación por falta de recursos.
Margarita, donante de CARF