Jorge Adalberto Arias Andrade

Que Dios bendiga y multiplique al ciento por uno lo que aportáis para mi formación como futuro sacerdote de Cristo.
Nombre: Jorge Adalberto Arias Andrade
Edad: 28 años
Origen: San Vicente, El Salvador
Estudios: Estudia Teología en el Seminario Internacional Bidasoa, en Pamplona
Situación: Seminarista
Importe mínimo admitido: 1.000€
Importe Solicitado: 600 €
Comparte la historia de Jorge Adalberto Arias Andrade en tus redes sociales
Jorge Adalberto Arias Andrade

Le gustaría ser sacerdote allí donde la Iglesia le necesite

Jorge Adalberto Arias Andrade es un seminarista de la diócesis de San Vicente, El Salvador.

«Que la paz de Cristo habite en vuestros corazones, y el amor de Dios Padre reine en vuestras familias.

El amor caracteriza a los cristianos “en esto conocerán que sois mis discípulos: en que os amáis los unos a los otros”, y vosotros, queridos benefactores, habéis encarnado tanto ese amor a Dios y al prójimo porque no os limitáis a ayudar y amar a vuestros amigos y conocidos sino a mí, a quien no conocéis en persona (quizá solo por fotos), ayudándome económica y espiritualmente en mi formación hacia el sacerdocio ministerial.

Doy gracias a Dios por vuestra existencia, porque es gracias a vosotros que tengo la oportunidad de formarme en tan prestigiosa universidad como es la de Navarra y residir en el Seminario Internacional Bidasoa, donde se viven todas las notas de nuestra Iglesia, y de modo especialísimo la Universalidad.

Agradezco todo el esfuerzo y las privaciones que hacéis para contribuir con vuestra ayuda económica a la formación de sacerdotes según el corazón de Cristo.

Gracias por vuestro trabajo hecho con amor y dedicación que diariamente ofrecéis a Dios, uniéndolo a las plegarias de acción de gracias y suplicas por el aumento de vocaciones sacerdotales y religiosas.

Por mi parte, el profundo agradecimiento para con vosotros, vuestras familias y todos vuestros seres queridos, se lo expreso a Dios en mis oraciones, sobre todo en el santo sacrificio de la Eucaristía diaria: “fuente y cumbre de la vida cristiana”. Allí os escomiendo al Padre por medio de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote en el Espíritu Santo; de modo que todas vuestras empresas y acciones sean santificadas, vuestras dificultades y problemas se resuelvan con prontitud, y en un futuro recibáis la corona merecida en el Cielo acompañada por las palabras de Cristo: “venid benditos de mi Padre a heredar el Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo, porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, estuve desnudo y me vestisteis, estuve enfermo y en la cárcel y me visitasteis, fui forastero y me alojasteis”.

Espero que gocéis de buena salud, que el Señor os conceda la realización de vuestros sueños y proyectos; que nuestra madre Santa María proteja a vuestras familias y amigos, que vele por vuestro bienestar social, económico y espiritual.

Muchas gracias por la ayuda que me habéis proporcionado, que Dios bendiga y multiplique al ciento por uno lo que aportáis para mi formación como futuro sacerdote de Cristo.»

Jorge Adalberto Arias Andrade

Doy gracias a Dios por vuestra existencia, porque es gracias a vosotros que tengo la oportunidad de formarme

¿En qué consiste una beca completa?

Mas de 800 obispos de los cinco continentes, solicitan ayudas al estudio para sus candidatos a través de las becas. Gracias a los benefactores como tu, CARF hace frente a la mayoría de las solicitudes, pero las necesidades son crecientes y queremos que todas las peticiones sean atendidas.

En la gráfica podrás ver la composición de una beca completa.

  • Manutención y alojamiento: 11.000€
  • Matrícula y tasas académicas: 3.500€
  • Complemento formación académica: 3.500€

Si no hubiera sacerdotes, no habría Iglesia. Que no se pierda ninguna vocación por falta de recursos.

Margarita, donante de CARF