Juan Alberto Morales Landín

Dios me ha elegido, no por mérito sino por mera misericordia
Nombre: Juan Alberto Morales Landín
Edad: 28 años
Origen: Celaya, México
Estudios: Estudia Teología en el Seminario Internacional Bidasoa, en Pamplona
Situación: Seminarista
Importe mínimo admitido: 1.000€
Importe Solicitado: 600 €
Comparte la historia de Juan Alberto Morales Landín en tus redes sociales
Juan Alberto Morales Landín

Quién siembra generosamente, cosechará con abundancia

Juan Alberto Morales Landín nació en la cuidad de Dolores Hidalgo, Guanajuato, perteneciente a la diócesis de Celaya, Guanajuato. Siendo el primogénito de dos hermanos. 

«»[...] quien siembra generosamente, cosechará con abundanciadice san Pablo en su segunda carta a los Corintios. Podemos darnos cuenta que todos tratamos de conseguir una buena cosecha: en la vida espiritual, en lo económico, en lo familiar y para ello confiamos todos nuestros esfuerzos en la bondad y providencia de Dios, que es en última instancia, de quien concede todo bien. 

Esa es la experiencia que me ha dejado no sólo el testimonio de mi madre que día a día busca conseguir los recursos necesarios para que mi hermana y yo no carezcamos de lo necesario y tengamos una oportunidad de realizar nuestro gran sueño; sino también lo veo en ustedes que, gastando, tanto sus fuerzas como sus horas de vida en beneficio, principalmente de su familia, pero también para que tanto sacerdotes como seminaristas se vean beneficiados a través de una sólida formación intelectual y espiritual, que se verá reflejada en el trato ameno y sencillo con todos los feligreses para que les lleve a ver la acción de Dios mediante su testimonio y ministerio. 

No pocas veces me han preguntado si mi vocación es ser sacerdote, pues con la mala imagen que le han otorgado no sólo los medios de comunicación masiva, sino también el mal testimonio de algunos sacerdotes que buscan el beneficio personal y la comodidad en lugar de cuidar, con entrañas de madre, a todo fiel que busca el consuelo y la ayuda de un ministro de Dios. A ello suelo responder que Dios me ha elegido, no por mérito sino por mera misericordia, pues Él llama a los que Él quiere y no busca a aquellos que son mejores bajo la óptica humana, que muchas veces suelen errar. 

Me encuentro recibiendo los temas dogmáticos de la fe que profesamos y ello me ha llevado a tratar de profundizar más en el misterio de la Eucaristía, a saborear la gran doctrina de los Padres de la Iglesia y ver como a lo largo de la historia, la Iglesia Católica se ha enfrentado a grandes devenires y ha logrado permanecer hasta el día de hoy gracias a la acción viva del Espíritu Santo. Gracias a la formación que estoy recibiendo actualmente, puedo lograr ayudar a aquellos que tienen dudas con respecto a la doctrina, e incluso tener un mejor diálogo con quienes no profesan la misma o ninguna fe

Juan Alberto Morales Landín

Elevemos juntos la acción de gracias y oremos para que el Señor siga enviando operarios a su mies

«Quiero agradecerles encarecidamente todo el bien que hacen por mi, espero que a través de mis oraciones y también, mediante las horas de estudio y labores pastorales que hago dominicalmente y en tiempos extraordinarios, como Semana Santa o en verano, puedan verse retribuidos bajo el patrocinio de Nuestra Madre, la Virgen de Guadalupe, en bienes derramados en su familia, en su salud y su trabajo 

¿En qué consiste una beca completa?

Mas de 800 obispos de los cinco continentes, solicitan ayudas al estudio para sus candidatos a través de las becas. Gracias a los benefactores como tu, CARF hace frente a la mayoría de las solicitudes, pero las necesidades son crecientes y queremos que todas las peticiones sean atendidas.

En la gráfica podrás ver la composición de una beca completa.

  • Manutención y alojamiento: 11.000€
  • Matrícula y tasas académicas: 3.500€
  • Complemento formación académica: 3.500€
Si no hubiera sacerdotes, no habría Iglesia. Que no se pierda ninguna vocación por falta de recursos.
Margarita, donante de CARF