Diálogo y testimonio en el mundo digital

Diálogo y testimonio en el mundo digital

10 min
El Papa propone que la comunicación esté al servicio de una auténtica cultura del encuentro. De esta manera podremos crecer en humanidad a través del mundo digital, por medio del encuentro y el testimonio personal, y en la medida de que, también en este ámbito, "abramos las puertas" a Dios y a los demás.

Las palabras que el Papa Francisco pronunció en su mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales en 2014 cobran nueva fuerza en la realidad que vivimos en 2020, donde la tecnología digital, la comunicación y la información se vuelven indispensables en nuestro día a día.

 

Crecer en humanidad a través del mundo digital

En nuestros días, escribe, «los medios de comunicación pueden ayudar a que nos sintamos más cerca unos de otros, a que percibamos un renovado sentido de unidad de la familia humana que nos impulse a la solidaridad y al compromiso serio por una vida más digna para todos.»

Comunicar bien, continúa explicando, nos ayuda a conocernos mejor y estar más unidos, con ciertas condiciones: nos ayudan a derribar los muros que nos dividen,  «si estamos dispuestos a escuchar y a aprender los unos de los otros;» al diálogo y al encuentro si estamos «dispuestos no sólo a dar, sino también a recibir de los otros.»  En este sentido, el mensaje es altamente positivo. Así respecto a las redes de comunicación afirma que «Internet puede ofrecer mayores posibilidades de encuentro y de solidaridad entre todos; y esto es algo bueno, es un don de Dios.»

Al mismo tiempo reconoce los aspectos problemáticos, los límites: la velocidad con la que se suceden las informaciones supera nuestra capacidad de reflexión y de juicio, y no permite una expresión adecuada de uno mismo; la variedad de las opiniones expresadas puede encerrarnos en nuestros propios intereses, aislándonos de los demás, y especialmente de los que tenemos al lado; y además, están los que no acceden (quizá porque no pueden) a estos medios de comunicación social, que corren el riesgo de quedar excluidos.

Pero es importante el aviso y el subrayado: los límites e inconvenientes de los medios no deben llevar a rechazarlos, sino a percibir que «la comunicación es, en definitiva, una conquista más humana que tecnológica». ¿Y cómo podemos crecer en humanidad a través del mundo digital?.»

Estos son los caminos, bien concretos que propone el Papa

Recuperando el sentido de la lentitud y la calma, del tiempo y el silencio, para escuchar y reflexionar, para acoger a los demás, para apreciar las diferencias de las culturas y tradiciones. Así, añade, «también sabremos apreciar mejor los grandes valores inspirados desde el cristianismo, por ejemplo, la visión del hombre como persona, el matrimonio y la familia, la distinción entre la esfera religiosa y la esfera política, los principios de solidaridad y subsidiaridad, entre otros.»

El Papa Francisco en la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales (24-I-2014) 

Encuentro y testimonio personal en la red digital

Retomando un vocabulario que le es querido, se trata de promover una «cultura del encuentro«, a pesar de nuestros límites y pecados. ¿Cómo hacerlo? Esta cuestión es similar, dice el Papa, a la que le plantearon a Jesús cuando le preguntaron: ¿Quién es mi prójimo? (Lc 10, 29).

Ahora podemos traducirla así: «¿Cómo se manifiesta la ‘proximidad’ en el uso de los medios de comunicación y en el nuevo ambiente creado por la tecnología digital?.»

La respuesta del Señor con la parábola del buen samaritano, es también una buena respuesta para nuestra pregunta. Aquel hombre no solo se acerca, sino que «se hace cargo» del otro, se convierte en semejante para quien le necesita. «Comunicar significa, por tanto, tomar conciencia de que somos humanos, hijos de Dios.»

En cambio, señala, «cuando la comunicación tiene como objetivo preponderante inducir al consumo o a la manipulación de las personas, nos encontramos ante una agresión violenta,» como la que había sufrido aquel hombre, dejándolo medio muerto.

¿Cómo hacernos cargo de los otros, ser más humanos, experimentar verdaderos «encuentros» en el espacio digital? «No basta –observa el Papa Francisco– pasar por las ‘calles’ digitales, es decir simplemente estar conectados: es necesario que la conexión vaya acompañada de un verdadero encuentro.»

Es necesario, propone, que veamos y vivamos la red digital no como una red de cables sino sobre todo de personas humanas.  Y para eso se requiere ponerse en juego a sí mismo: «El compromiso personal es la raíz misma de la fiabilidad de un comunicador.» Pues bien, «precisamente por eso el testimonio cristiano, gracias a la red, puede alcanzar las periferias existenciales».

«Es necesario que veamos y vivamos la red digital no como una red de cables sino sobre todo de personas humanas» Papa Francisco 

Abrir las puertas en el mundo digital

Las calles digitales, como las demás calles, están «pobladas de humanidad, a menudo herida,» de gente que busca una salvación o una esperanza. Lo mismo que hay que abrir las puertas de la Iglesia (en sentido físico y también espiritual, personalmente e institucionalmente), también hay que abrirlas en el mundo digital, «tanto para que la gente entre, en cualquier condición de vida en la que se encuentre, como para que el Evangelio pueda cruzar el umbral del templo y salir al encuentro de todos.»

Por eso lo importante en este ámbito, apunta el Papa, no son los bombardeos de mensajes religiosos; sino la voluntad de entregarse a los demás, como señalaba Benedicto XVI hablando de este tema, «a través de la disponibilidad para responder pacientemente y con respeto a sus preguntas y sus dudas en el camino de búsqueda de la verdad y del sentido de la existencia humana» (Mensaje para la XLVII Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, 2013).

El Papa Francisco pone el ejemplo de la conversación de Jesús –el mejor comunicador de todos los tiempos– con los discípulos de Emaús. Es un desafío que «requiere profundidad, atención a la vida, sensibilidad espiritual.» Y es que  «dialogar significa estar convencidos de que el otro tiene algo bueno que decir, acoger su punto de vista, sus propuestas.» «Dialogar –aclara– no significa renunciar a las propias ideas y tradiciones, sino a la pretensión de que sean únicas y absolutas«.

En suma, para que nuestra comunicación sea positiva, tanto en el terreno humano como en la apertura a la fe, nos aconseja el Papa, hemos de «acercarnos, con amor y con ternura, a quien encontramos herido en el camino.» Y con el consejo viene el impulso y el ánimo: «No tengáis miedo de haceros ciudadanos del mundo digital«. Estamos ante un «desafío grande y apasionante que requiere energías renovadas y una imaginación nueva para transmitir a los demás la belleza de Dios«.

Vale la pena adentrarse en este camino, nuevo para muchos de nosotros, casi connatural para otros más jóvenes, también para educar en el diálogo y en el testimonio, que son los cauces principales para el encuentro en el mundo digital, y, por tanto, también para el anuncio y la transmisión de la fe.

Don Ramiro Pellitero Iglesias
Profesor de Teología pastoral
Facultad de Teología
Universidad de Navarra

Publicado en “Camineo Info”

Colabora con un donativo para que ninguna vocación se pierda

Cada año más de 800 obispos de todo el mundo solicitan ayudas al estudio para sus candidatos, que necesitan de personas generosas que les ayuden a completar su formación eclesiástica. Desde CARF hemos arrancado una campaña para que el próximo curso puedan estudiar 20 seminaristas más.

Conoce la campaña al completo

¿Qué te ha parecido este artículo?

Compártelo en tus redes sociales

Suscríbete

No te pierdas nuestras últimas noticias

* Todos los campos son requeridos. Solo la ficha completa vale para el sorteo.

Misterios Gozosos del Santo Rosario

Misterios Gozosos del Santo Rosario

Son pieza fundamental de la oración del Santo Rosario. Los Misterios Gozosos se rezan los lunes y los sábados y son la primera de las cuatro series de cinco misterios que conforman el Rosario.
Los Misterios Gozosos tratan la Encarnación y la infancia de Jesús. También se rezan, los Misterios Luminosos de la vida pública de Cristo, los Misterios Dolorosos de la Pasión de nuestro Señor y los Misterios Gloriosos de los sucesos ocurridos a partir de la Resurrección.

Loading spinner
Confesarse online

Confesarse online

Son muchos los sacerdotes prestan asesoría espiritual por teléfono o internet con la crisis del Coronavirus. ‘Hablaconunsacerdote.com’ gestiona citas para el acompañamiento religioso a los fieles más vulnerables.

Loading spinner