Pedro Antonio Moreno nos ayuda desde el cielo

Aquel diciembre en Roma hacia más frío que de costumbre. Todos se preparaban para el cambio del milenio, en pocos días comenzaría el siglo 21 y este era uno de los temas de conversación de aquellos jóvenes que, venidos de diferentes países del mundo, pasarían juntos la nochebuena.

Pedro se había preparado muy bien, sería su última navidad en el Seminario Sedes Sapientiae, porque entrado el año 2000 y luego de las prácticas en su Alicante natal llegaría la ordenación sacerdotal.

Si, Don Pedro Antonio Moreno García estudió en Roma, gracias a una beca de CARF, y fue ordenado sacerdote el 1 de julio de 2000. Su obispo le pidió que regresara a Roma otras dos veces, la primera para hacer la Licenciatura y la segunda para iniciar el doctorado en Derecho Canónico en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz.

El Tribunal de la Rota de la Nunciatura Apostólica Española, fue creado en 1771 y está considerado como una entidad de apelación de la Santa Sede. En el, como recordó el decano de la Rota, D. Carlos Morán «Pedro fue un excelente juez, meticuloso instructor, trabajador incansable; amaba el derecho y la justicia, pero le dolía el sufrimiento de los demás que veía en tantas causas…». Desarrollaba su labor apostólica en la madrileña parroquia de San Antonio de la Florida.

El viernes 25 de octubre, falleció en Madrid, a los 45 años de edad. Nunca olvidó que gracias a los benefactores de CARF tuvo tantas oportunidades para hacer el bien. Además de sus oraciones por todos ellos y sus familias mantenía una aportación económica a CARF. Hoy D. Pedro ya nos ayuda desde el cielo.

Que bueno sería que juntos demos la oportunidad a tantos cientos de candidatos que año tras año se forman en los mismos lugares que D. Pedro. Si tu intención es también la de cambiar el mundo ahogando el mal en abundancia de bien, te invitamos a participar con tu donativo solidario en favor de los sacerdotes y seminaristas de los cinco continentes.

Aquí puedes contribuir con un donativo solidario 

Ante cualquier duda puede escribirnos a carf@carfundacion.org