Don Pére Charbel Obeid

Don Pére Charbel Obeid

3 min
.
Don Pére Charbel Obeid es un sacerdote de 32 años procedente del Líbano y de rito maronita, una de las iglesias orientales unidas a Roma y también de las que cuenta con más miembros. Tiene como cabeza al cardenal Rai, que ejerce como patriarca de Antioquía y metropolitano de la Iglesia Católica Maronita. De hecho, el joven religioso ha sido durante dos años el secretario personal del patriarca. Hasta que a finales del pasado 2020 fue elegido párroco de los maronitas y católicos de lengua árabe en la Diócesis de Münster (Alemania).

Criarse en un pais de cristianos y musulmanes

Don Père se crio en una familia de fe profunda junto a sus tres hermanas en un país donde conviven cristianos y musulmanes. “Crecí en un ambiente muy saludable y recuerdo bonitos momentos de oración familiar, especialmente el Rosario en el mes de mayo”, recuerda. De niño iba todos los días a misa y ya con 18 años tenía responsabilidades en la pastoral juvenil de su diócesis de Byblos.

Durante su adolescencia se fue formando en cuestiones teológicas y cuenta que “a medida que crecía mi fe también fue madurando mi vocación”. A su vez, los padres de Père rezaban en secreto para que algún día se convirtiera en sacerdote. Y su sueño se acabaría cumpliendo.

Sin embargo, no fue hasta los 22 años cuando ingresó en el seminario en Líbano. Antes se graduó en Derecho. Una vez ya como seminarista su obispo le envió a terminar su formación sacerdotal en Roma, gracias a una beca del CARF. Así fue como llegó al Colegio Eclesiástico Internacional Sedes Sapientiae y a la Universidad de la Santa Cruz. 

Recorrido Pastoral de Don Pere Charbel Obeid- Sacerdote que realizo su formación sacerdotal en Roma

Don Pere Charbel Obeid con el Prelado del Opus Dei Don Javier Echevarría

Sacerdote don Pere Obeid Recorrido Pastoral

Don Père con los jóvenes de habla árabe con los que realiza su labor pastoral en Alemania. 

Sacerdote Don Pere Cherbel Obeid con el papa Francisco en Roma donde realizó su formación Sacerdotal. Recorrido Pastoral. Sacerdote Libanes

Don Pere Cherbel Obeid con el papa Francisco en Roma donde realizó su formación sacerdotal.

La formación sacerdotal integral, su gran regalo en Roma

“Pasé los mejores años de mi vida en Roma. Conocí a santos sacerdotes y buenos seminaristas de todo el mundo. Recibí una excelente formación intelectual, espiritual, humana y pastoral”, relata el padre Charbel.

Del mismo modo, este joven sacerdote maronita se enamoró de la ciudad, de sus basílicas, iglesias y sus santos. Confiesa además que en Roma entendió que “la santidad es el corazón del cristianismo”.

La formación recibida es la base de su actual vida sacerdotal y en sus años en Roma fue forjando esos cimientos. Según explica, “el sacerdote es ante todo un padre que ama a sus hijos. Para poder amarlos bien, con un corazón paternal, se necesita un vínculo muy estrecho y una profunda vida de oración”.

Así mismo, el padre Obeid recalca que fue precisamente en el Sedes Sapientiae donde aprendió a “dar la importancia primordial del día a ese momento especial con el Señor, que es la oración”.

Heraldo de la Palabra y la Doctrina

Desde que se ordenó en 2017 su experiencia es que “la oración es el alma del apostolado” y por ello cada día “me recuerdo a mí mismo que soy un siervo y un instrumento del Señor”.

Por otro lado, don Charbel incide también en la “primordial importancia” de la formación doctrinal para que sea un “heraldo alegre y convencido de la Palabra y la doctrina”.

En su opinión, “el mundo de hoy necesita sacerdotes convencidos, alegres y magnánimos. Estas virtudes, consideradas como una gracia de Dios, deberían ser cuidadas y nutridas con una formación santa”.

Siguiendo con este argumento, este sacerdote libanés considera que “puede que un sacerdote no cambie el mundo, pero cada uno de ellos es realmente un valor añadido para la familia cristiana”. Y prosigue asegurando que “un sacerdote santo es un regalo del cielo para el pueblo cristiano, y hará mucho bien a la Iglesia y al mundo”.

Don Pére Charbel Sacerdote Libanes de Antioquia

Don Pere Charbel Obeid con el cardenal Rai, patriarca de Antioquía y metropolitano de la Iglesia Católica Maronita.

De su Líbano natal a Alemania

Durante estos años como sacerdote el padre Charbel Obeid fue primero vicario en una gran parroquia y durante dos años el secretario personal del patriarca Rai. Ahora, su labor está lejos de su patria pero no de su gente, pues la diáspora de los cristianos maronitas está repartida por todo el mundo.

 

Una parte se encuentra en Alemania y por ello el 1 de noviembre de 2020 en plena pandemia de Covid fue nombrado párroco de los maronitas y de los cristianos de lengua árabe en la diócesis de Münster.

“Visito a las familias con regularidad y rezo con ellas en casa. Además envío mensajes de voz todos los días a las familias de mis parroquias comentando el Evangelio del día y transmitiendo las últimas enseñanzas del Papa”, agrega el religioso maronita.

Pero su misión es mucho más amplia, pues además de Münster atiende a las comunidades árabes cristianas de Hannover y Delmenhorst y otras dos comunidades en Holanda, concretamente en Ámsterdam y Enschede. El sacerdote afirma que “voy a estas ciudades una vez al mes y cuando es necesario. Me gusta mucho cuando tomo el tren durante 8 horas para celebrar misa, escuchar algunas confesiones y visitar alguna familia”.

Por otro lado, don Charbel no concibe su día a día como sacerdote sin estar “cerca de su pueblo”. A su juicio, “más allá de los momentos de oración, misa diaria, estudio y enseñanzas trato de estar siempre cerca de la gente”.

D. Charbel Obeid

“A los queridos benefactores del CARF les envío un cordial saludo, y les aseguro mis oraciones diarias y mi más sincero agradecimiento. Gracias a vosotros pude vivir este acontecimiento fundamental de mi vida sacerdotal, mi estancia en Roma. Prometo total fidelidad a Dios en mi ministerio hasta el último aliento de mi vida. Por favor, rezad por mí”.

Los nuevos retos a los que se enfrenta en Europa

En Alemania, su actual destino pastoral, las familias árabes a las que atiende han sufrido mucho por las guerras, motivo que les obligó a abandonar sus países. Pero también los alemanes –asegura este religioso libanés- “se encuentran con diversos desafíos culturales que les hacen sufrir”. Y por ello les anima a mantener las buenas tradiciones y valores cristianos.

Don Pére Charbel Obeid durante su ordenacion sacerdotal. Recorrido Pastoral, Sacerdote libanes
Don Pére Charbel Obeid- Recorrido Pastoral- Sacerdote libanes

En Europa, y concretamente en el país en el que vive, se ha encontrado un reto muy particular a nivel religioso debido al cuestionamiento de las enseñanzas de la Iglesia que hacen algunos católicos alemanes. “Durante estos meses que llevo aquí he podido sentirlo en algunas familias de mi comunidad, así que hago todo lo posible para enderezar lo que se desvía”.

Otro desafío importante que resalta el padre Obeid es el de “poder brindar a las nuevas generaciones una enseñanza religiosa y antropológica sólida y también saludable, a diferencia de lo que reciben en la escuela”.

Una petición directa a los benefactores

CARF, a través de su Patronato de Acción Social, esta comprometido con la cruzada de estos estos sacerdotes cuando vuelven a sus países de orígenes, y da la oportunidad de colaborar con su proyecto o su formación y así servir mas y mejor a la Iglesia.

Si usted representa a una Empresa o Institución y dispone de fondos de responsabilidad social, contacte con nosotros en carf@carfundacion.org

Bizum

SMS

Tarjeta o Paypal

Transferencia

Suscríbete

No te pierdas nuestras últimas noticias

 


* Todos los campos son requeridos. Solo la ficha completa vale para el sorteo.