Marta Santín
17 Jun, 22

Testimonios de sacerdotes

Jornada en familia entre benefactores de CARF y seminaristas de Bidasoa

Tras dos años de pandemia, por fin la Fundación CARF pudo celebrar su tradicional encuentro con benefactores y seminaristas del Seminario Internacional Bidasoa (Pamplona). Una ceremonia entrañable, llena de cariño fraterno, donde se cruzan experiencias, se vive una Eucaristía que te eleva al Cielo y se disfruta del show de los alumnos de Bidasoa. También, se hacen entrega de las mochilas de vasos sagrados.

La jornada en familia entre benefactores de CARF y seminaristas del Seminario Internacional Bidasoa de Pamplona  siempre termina con un momento muy esperado: las responsables del Patronato de Acción Social (PAS) de CARF entregan las mochilas de vasos sagrados a los 25 seminaristas del último curso que vuelven a sus países de origen, donde se ordenarán, tras el intenso período de formación. En ellas se incluyen todos los elementos litúrgicos necesarios para celebrar la misa en pueblos o aldeas remotas donde apenas tienen lo necesario, incluso un alba hecha a medida para cada uno de los futuros sacerdotes.

Benefactores CARF y seminaristas de Bidasoa

El evento tuvo lugar el 27 de mayo. Un día intenso de emociones en el que los amigos y benefactores de CARF se dan cita, en la estación de Atocha de Madrid, a las 7 de la mañana y regresan a las 11 de la noche.

Nada más llegar a Pamplona, varios seminaristas aguardaban a los invitados para trasladarles en furgonetas a la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra.

Allí, don Joaquín Sedano, decano de Derecho Decano, explicó a los presentes algunas necesidades de los obispos de todo el mundo, cuando envían a sus seminaristas y sacerdotes a estudiar en Pamplona: “los sacerdotes que se forman en Navarra se convierten en agentes de referencia de evangelización en sus diócesis. Vosotros ayudáis a los obispos en la formación de sus sacerdotes. Hay países, como Costa de Marfil, que no tenían sacerdotes formados en Derecho Canónico y que están aquí estudiando. Dios os bendiga por el bien que hacéis”.

Con diócesis de 131 países 

Por su parte, el director general de CARF, Luis Alberto Rosales, también agradeció la labor de los benefactores. “Trabajamos con diócesis de 131 países. Los obispos del mundo han elegido a la Universidad de Navarra como una de las mejores facultades en Teología”.

Imagen entrega de maletines para slider PAS 4

Carmen Ortega (en la imagen) y Rosana Díez-Canseco son las responsables del Patronato de Acción Social de CARF. Como finalidad complementaria, CARF, a través de su Patronato, ayuda a los seminaristas y sacerdotes de todo el mundo a que puedan dedicarse plenamente a su labor pastoral, solucionando problemas relativos a la construcción, instalación y mantenimiento de templos y dependencias parroquiales, dispensarios médicos, dotación de ornamentos y objetos litúrgicos, material escolar, bibliotecas, cuidado y acompañamiento de sacerdotes mayores enfermos, y su propia atención sanitaria. 

Una de las actividades que con más ilusión realizan es conseguir becas para donar los estuches (ahora mochilas) de vasos sagrados a los seminaristas que se gradúan tanto en Pamplona como Roma. Además, cuentan con un taller donde cosen albas y lienzos que obsequian a cada seminarista en el estuche de vasos sagrados que se regalan a aquellos que regresan a sus países de origen. El curso pasado se cosieron y bordaron 38 albas más los lienzos litúrgicos. 

Formación humana, espiritual e intelectual

Después de estas dos intervenciones, los sacerdotes D. Bolívar Batalla, rector de la Residencia Padre Barace, y Jorge Armando Castro ofrecieron una amena y detallada exposición sobre la formación humana, espiritual, pastoral e intelectual que sacerdotes y seminaristas reciben en las Facultades Eclesiásticas de la Universidad de Navarra.

Ambos fueron seminaristas de Bidasoa. Después de recibir la ordenación sacerdotal en sus países, los dos han vuelto a Pamplona a completar su formación.

Un cura diocesano

“¿Qué espera un obispo cuando envía a un sacerdote a la Universidad de Navarra? Lo que aprendemos fundamentalmente es a ser un verdadero cura diocesano, unido al obispo y a la jerarquía de mi diócesis. Gracias al CARF, Ecuador, mi país, tiene sacerdotes mejor preparados. Dios se lo pague”, comentó D. Bolo, como le llaman cariñosamente sus compañeros.

En su charla, confesó con cariño que cuando salió de Bidasoa “un flamante sacerdote de Navarra, mi obispo me envió al último pueblo de la diócesis para que me despeinara un poco”.

Diecisiete parejas recibieron el sacramento del matrimonio

 Ambos mostraron imágenes y vídeos de algunas acciones pastorales que han llevado a cabo en sus países de origen. “La función principal de un sacerdote es ser pastor. En mi diócesis hemos llevado a cabo el proyecto Misión Familia. Muchos padres que traían a sus hijos a catequesis no estaban casados por la Iglesia. Con preparación, 17 parejas decidieron recibir el sacramento del Matrimonio. Celebramos una ceremonia conjunta muy bonita de la que todos disfrutamos. Esta es la sinodalidad de la que habla el Papa: todo el pueblo de Dios unido”, explica.

Tanto D. Bolívar como D. Jorge explicaron que la formación espiritual y académica es esencial en un sacerdote para acompañar a la gente a Dios, y para poder explicar a los hombres y mujeres de hoy la doctrina de la Iglesia y hacer frente a los desafíos de la sociedad.

Luis Alberto Rosales director de CARF, agradeció la labor de los benefactores. “Trabajamos con diócesis de 131 países. Los obispos del mundo han elegido a la Universidad de Navarra como una de las mejores facultades en Teología”.

Una misa que eleva al Cielo

Tras esta presentación, el grupo se trasladó al Seminario Internacional Bidasoa, donde se celebró la Santa Misa presidida por D. Javier Ruza —rector de Bidasoa— contando también con la presencia de los estudiantes de quinto curso, quienes han acabado este curso su estancia en Bidasoa y regresan a sus diócesis de origen.

La Eucaristía sobrecogió a todos. El cuidado de la liturgia, acompañado del magnífico coro que dirige Anh Dao Quoc, seminarista de Vietnam, provocó la emoción de todos los benefactores y amigos de CARF. Unos cuantos no pudieron contener las lágrimas.

La entrega de la mochila de vasos sagrados

Después de la eucaristía llegó el momento de la comida y del show, en el que los seminaristas compartieron sus habilidades artísticas: canciones mexicanas, un rock filipino y una carta de agradecimiento a las personas del Patronato de Acción Social.

Al finalizar, las responsables del PAS entregaron la mochila de vasos sagrados que realiza el CARF a los 25 seminaristas que han terminado su proceso de formación.

Antes de dejar Bidasoa, un momento de adoración ante el Santísimo Sacramento que presidía la celebración en una custodia monumental. D. Emilio Forte, director espiritual, explicó el magnífico regalo que habían realizado al Seminario, tras muchos años de esfuerzo, algunos benefactores de CARF.

La jornada concluyó con la visita y el rezo del Rosario en la ermita de la Madre del Amor Hermoso, situada en una de las entradas del campus de la Universidad de Navarra.

Aquí tienes el vídeo del encuentro. 

25 seminaristas graduados 

Estos son los nombres de 25 seminaristas graduados:

Airan Osmar Cortés Silva
Amador Gómez Honrubia
Anh Dao Quoc
Axel Giomar Rodríguez Flores
Erick Fernando Alvarado Funes
Erick Josué Villegas Correa
Francis Godlove Kaihuzi
Héctor Leonel González Chuscoff
Hernando José Bello Rodríguez
Hung Nguyen Van
Jesús Eduardo Huerta Gaytán
Jesús Jaime Meleán Bravo
José Feliciano Salas González

Juan Armando Méndez Sosa
Julio César Morillo Leal
Kenneth Orom
Lawrence Kawagga
Luis Alfonso Irene Briones
Mon Carmelo Fidel Marcaida
Omar Andrés Blandón Marín
Oscar Rafael Tineo Castillo
Otto Fernando Arana Mont
Paul Rijo
Rafael de Almeida Brasil
Ygor Gomes Dos Santos

Marta Santín 
Periodista especializada en información religiosa. 

Que ninguna vocación se pierda

Trabajemos por un mundo con alma

Artículos relacionados