Una universidad potenciadora de amor y verdad

A punto de terminar este año académico, quiero enviar este saludo lleno de agradecimiento cordial por todo el apoyo que me han ofrecido con tanta generosidad y amor, para realizar mis estudios.

Estoy finalizando la licenciatura en Teología Litúrgica en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz a la que agradezco tanto y he aprendido tanto durante mi estancia este año, y que es como mi hogar. Una universidad que guarda una gran fidelidad a la Iglesia y al dogma, y que ofrece una amplia oferta cultural potenciando el diálogo de vida, el amor y la verdad.

Regreso a Palestina (Tierra Santa), mi patria, para ejercer la docencia en Liturgia, en el seminario de Belén, para así formar a los futuros sacerdotes de la Iglesia Madre de Jerusalén, que acoge nuestra plegaria para promover la paz.
El saludo en Cristo nuestra esperanza y paz.
Don Aziz Halaweh